Entrenamiento de los músculos inspiratorios

Dentro de la práctica de la yoga, la respiración es un tema importante, de ahí que esta vez platicaremos sobre el entrenamiento de los músculos inspiratorios (IMT, por sus siglas en inglés).

clip_image002 Los músculos inspiratorios, específicamente el diafragma, se fatiga en la misma forma que sucede con los otros músculos esqueléticos. Existe suficiente evidencia que muestra que al realizar ejercicio a intensidades altas, los músculos inspiratorios demandan oxígeno (sangre), para poder cubrir sus propias demandas metabólicas, disminuyendo o limitando el aporte de oxígeno hacia los otros músculos que intervienen en la práctica del ejercicio.

Cuando el trabajo de los músculos inspiratorios aumenta, la fatiga en otros músculos también se incrementa; es por esta razón que se cree que después del entrenamiento de los músculos inspiratorios (IMT) , éstos incrementan la fuerza, potencia y resistencia a la fatiga, retrasando así la fatiga de los otros músculos esqueléticos, lo que hace que el desempeño deportivo se vea mejorado.

De acuerdo a estudios científicamente sustentados, se ha demostrado que después de 4 a 6 semanas de entrenamiento de estos músculos, no hay un incremento en el volumen de oxígeno inspirado, pero sí hay una reducción en la intensidad de la respiración, una menor percepción de esfuerzo percibido durante el ejercicio, así como una reducción tanto en la concentración de lactato en sangre, como en la frecuencia cardíaca, a la misma intensidad de trabajo.

Fatiga de los músculos inspiratorios en el triatlón

Las investigaciones en nadadores han demostrado que la mayor fatiga que se presenta en los músculos inspiratorios, se da en el estilo de crol, teniendo una disminución en la fuerza de estos músculos de hasta 29%, de ahí que se pudiera pensar que en el triatlón, después de la fase de natación, en la de bicicleta y en la carrera, la fatiga sería progresivamente más severa, afectando el desempeño; sin embargo, en 2 estudios realizados con triatlonistas, se observó una mínima o nula fatiga de los músculos inspiratorios durante la fase de natación, pero después de la fases de bicicleta y carrera hubo una disminución de la fuerza de aproximadamente 25%, sin que se observara un empeoramiento entre estas dos fases. No se observó fatiga después de la fase de natación porque los atletas dosifican su ritmo de carrera

en esta fase.

clip_image004 Durante la fase de transición entre la bicicleta y la carrera (T2), se percibe mucha incomodidad en la respiración durante los primeros minutos de la fase de carrera, e incluso se tiene un mayor costo de energía, esto es explicable en gran parte por la fatiga de los músculos respiratorios.

La fatiga de los músculos inspiratorios en la fase de ciclismo, representa el reto más fuerte para estos músculos, ya que la fatiga inducida no se empeora durante la carrera, es decir que la fatiga se “gana” durante la fase de bicicleta y se mantiene durante la carrera.

La posición del cuerpo en la bicicleta, junto con el uso del aerobar, comprometen más a los músculos inspiratorios y la eficiencia mecánica de la respiración.

clip_image006 La explicación reside en la influencia que tiene la posición del cuerpo “comprimido” sobre la mecánica muscular inspiratoria, durante el ciclismo. Agachado (comprimido) hacia delante, los contenidos del abdomen(estómago, hígado e intestino), son empujados hacia arriba contra el diafragma. Esto impide el movimiento del diafragma durante la inhalación, provocando que “se trabaje más” en cada inhalación; significa que la tasa de flujo respiratorio tiene que ser mayor, los músculos inspiratorios deben trabajar en una relación fuerza-velocidad, donde la sensación de fatiga y esfuerzo es mayor.

¿Cómo se entrenan estos músculos?

clip_image008El entrenamiento requiere sólo de tres minutos dos veces al día, realizando 1 ó 2 series de 30 respiraciones. Los resultados son evidentes entre cuatro a seis semanas. Existen varios dispositivos en el mercado para poder realizar este entrenamiento, uno de ellos y que puedes conseguir aquí en Puebla es el ultrabreathe.

De acuerdo a un estudio realizado recientemente (ver tabla) que compara los beneficios obtenidos de un entrenamiento interválico de alta intensidad, contra un entrenamiento de los músculos inspiratorios (IMT), se observa claramente el costo beneficio del IMT.

clip_image010

Conclusión

Los beneficios del entrenamiento de los músculos respiratorios (IMT), son muy similares a un entrenamiento aeróbico de alta intensidad, pero el tiempo y el esfuerzo que se invierte y se requiere, es realmente mínimo, por lo que este entrenamiento tendría que ser incluido como parte de la sesiones de trabajo diario.

Physiol 1993; 460:385-405

J Appl Physiol 1998; 85:609-18

Int J Sports Med 2004; 25:284-93

Eur J Appl Physiol 2005; 94:277-284

Med Sci Sports Exerc 2001; 33:803-9

Med Sci Sports Exerc 1991; 23:1260-4

J Physiol 1996; 165P

Int J Sports Med 2006; 27:43-8

Eur J Appl Physiol Occup Physiol 1998; 77:98-105

Med Sci Sports Exerc 1999; 31:1422-8

Respir Physiol Neurobiol 2006; 151:242-50

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>